sábado, 2 de marzo de 2019

No tan Retro: Red Dead Redemption (Playstation 3)

Red Dead Redemption es un juego programado, publicado y distribuido por Rockstar Games para Playstation 3 y Xbox 360. La versión de Playstation 3 salió a la venta al mismo tiempo que la de la consola de Microsoft, saliendo a la venta en Estados Unidos el 18 de mayo de 2010 y en Europa tres días más tarde. Es la secuela espiritual de Red Dead Revolver, compartiendo gran parte de las mecánicas jugables de este, pero no se limita a ser un juego de acción como la primera parte, porque en esta ocasión nos encontramos ante un genial sandbox ambientado en el lejano oeste, muy al estilo de Gun, pero mucho más completo.



El juego mantiene muchas de las características jugables de Red Dead Revolver, sobre todo las que implica apuntar y disparar, montar a caballo o ralentizar el tiempo para realizar muchos disparos en cuanto vuelva a la normalidad. Sin embargo, mientras que la primera parte es un juego de acción directa con sus niveles que no podemos volver a visitar, la cosa cambia en esta secuela, porque ahora nos encontramos ante un sandbox, lo que nos permite explorar el amplio mundo del juego, plagado de ciudades, desiertos y otros lugares típìcos de un western. Además, a diferencia de otros sandbox como los de la saga GTA, también de Rockstar, en este juego se nos permite el acceso a casi cualquier edificio. En el juego podemos escoger entre diversos tipos de misiones, habiendo dos tipos básicos. Por un lado están las misiones principales que son las que van a hacer avanzar la historia. Por otro lado tenemos todo tipo de misiones secundarias, algunas de las cuales darán lugar a mini historias ajenas a la trama principal, muchas de las cuales no terminan con una sola misión, sino que se crea una trama nueva que solo se puede resolver si cumplimos las misiones asignadas a esa historia paralela. Las misiones serán de lo más variado, desde la clásica misión de liquidar a un bandido o a una banda de malhechores hasta carreras a caballo o en carreta. También nos podemos olvidar de misiones y simplemente pasearnos por el mundo del juego, aunque todavía continúan los peligros en forma de bandoleros, animales salvajes como osos o coyotes, y también gente a la que salvar, como gente perseguida por coyotes, mujeres siendo agredidas o gente amenazada, y asimismo algunos personajes nos pueden retar a un duelo. Nuestro personaje cuenta con barras de moralidad, que va hacia el mal o el bien dependiendo de las acciones y decisiones que tengamos, y también una barra de fama, que subirá conforme realicemos determinadas acciones como rescatar a alguien o cumplir misiones. Tener un buen nivel de misiones nos hará ser más conocidos y tener ciertas ventajas, como descuentos en las tiendas. De igual modo, podemos usar un buen número de armas entre las que se encuentran cuchillos, revólveres y rifles.



El apartado técnico está muy bien. Visualmente hablando nos encontramos con un juego maravilloso, con un protagonista muy bien diseñado y animado, y todo en su fisonomía roza la perfección, con un rostro surcado de arrugas, y todo dotado de mucho realismo, Los demás personajes que nos vamos a encontrar también están muy bien hechos, y hay una buena cantidad de ellos, y lo mismo para los diferentes animales que nos encontraremos, en especial los diferentes tipos de caballos, y por supuesto los diferentes medios de locomoción. Pero lo mejor de todo recae en unos escenarios que parecen extraídos directamente de un western, con ciudades dotadas de un gran nivel de detalle, desiertos perfectamente recreados y todo goza de una magnífica ambientación. En cuanto a música, aunque a diferencia de la primera parte no se usan músicas de películas clásicas del oeste, la banda sonora está muy bien compuesta y son dignas de aparecer en todo buen western que se precie, y a esto añadimos unos muy buenos efectos de sonido entre los que destacan unas voces (en inglés<) muy buen interpretadas.



En cuanto a la jugabilidad, algunas de las mecánicas ya estaban implementadas en Red Dead Revolver, pero más allá de eso es un juego muy diferente, sobre todo porque ahora estamos ante una aventura de acción estilo sandbox, y además resulta muy absorbente, entretenido y adictivo, gozando de un muy buen control sobre el protagonista, quien también responde a las mil maravillas a las órdenes del pad, Por otro lado, la ser un sandbox tiene una muy buena duración, con un nivel de dificultad bien ajustado.



En resumen, un muy buen sandbox ambientado en el oeste que es de todos los juegos basados en el mundo del western para mí el mejor, a falta de probar Red Dead Redemption 2. Obra maestra.

4 comentarios:

  1. Excelente juego. Me lo terminé dos veces en la pasada generación junto a su expansión Undead Nightmare. Ahora juego el RDR2 que después de haberle dedicado más de 100 horas sigue ocupando mis momentos libres.

    Rockstar sabe como creer mundos jodidamente inmersivos. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Rockstar hacen muy buenos juegos, y estos de Red Dead mis preferidos, y también me gusta mucho el de Bully. Los GTA no me hacen mucha gracia, pero para desestresarse están muy bien.

      Eliminar