sábado, 17 de septiembre de 2022

Mierdas Míticas: Time Killers (Mega Drive)

Time Killers es un juego programado por Incredible Technologies y publicado y distribuido por Strata para recreativa en 1992, siendo portado posteriormente a Mega Drive. La versión de Mega Drive fue publicada por Black Pearl, y salió a la venta tanto en Europa como en Estados Unidos en 1996, debido a que fue cancelado un lanzamiento previo. Nos encontremos ante una decente versión del original, aunque con gráficos mucho peores, pero de todos modos un juego horrible de lucha, cuyo mayor interés reside en que es un juego que resulta bastante gore. Además, la versión original del juego tampoco era gran cosa.





Es básicamente un juego de lucha uno contra uno en el que los personajes llevan armas, pudiendo utilizar el arma o atacar con puñetazos y patadas también. El juego toma elementos prestados de los juegos de Mortal Kombat y de Street Fighter 2, aunque el sistema de control difiere bastante, ya que contamos con un botón específico para cada miembro del cuerpo del luchador, como un botón para el brazo derecho, un botón para el brazo izquierdo, un botón para la pierna derecha, un botón para la pierna izquierda y un botón para la cabeza. Los personajes pueden hacer combinaciones de golpes específicas para cada uno de ellos, además de movimientos fatales que hacen que acabe la ronda instantáneamente. Además, podemos ir deslumbrando con golpes lo suficientemente fuertes a los luchadores, y así por ejemplo podemos cortarles un brazo o una pierna, con lo que su movimiento se resiente. Si pulsamos todos los botones de ataque a la vez y nos sale bien la jugada podemos decapitar al rival, y si hacemos esto cuando el luchador está aturdido y pulsamos adelante hacemos otro golpe fatal que consiste en cortarle los dos brazos y la cabeza. Esto es una gran diferencia con respecto a la saga Mortal Kombat, porque podemos hacer estos golpes fatales en cualquier momento.




El apartado técnico es más bien flojo, aunque podría ser peor. Los gráficos del juego son mucho peores que en la recreativa original, y creo que podrían haber replicado bastante bien a los originales, ya que los gráficos del arcade tampoco es que fueran una maravilla. Lo mejor van a ser los propios luchadores, que respetan el diseño de los originales aunque a mucha menor escala, siendo bastante más pequeños, pero están bastante bien animados y los movimientos mortales son bastante vistosos. Los escenarios son variados, pero bastante menos detallados que los originales, habiendo algunos que están bastante vacíos, y la elección de color es bastante lamentable, pero aún así graficamente no es un juego malo del todo. La música está bastante bien compuesta, pero no suena demasiado bien en su traslación a la consola, y los efectos de sonido son también algo flojos, pero no están tampoco demasiado mal.




Pero sin duda, lo peor del juego es su jugabilidad. La mecánica del juego no está nada mal para un juego de lucha, tiene algunos elementos bastante originales y una buena selección de luchadores, pero el sistema de control es bastante complicado, además no es nada cómodo manejarlos, y tampoco es que cuenten con una gran selección de movimientos, siendo bastante aburrido, pero eso sí, la respuesta a nuestras órdenes por parte del mando está bastante bien. El juego no tiene una cifra de luchadorez demasiado alta, y el nivel de dificultad bastante alto.




En resumen, una decente versión de un mal juego de lucha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario