sábado, 9 de marzo de 2019

King of the Monsters (Mega Drive)

King of the Monsters es un juego programado, publicado y distribuido por SNK para recreativa y Neo Geo en 1991, siendo portado más tarde a Mega Drive y Super Nintendo, La versión de Mega Drive fue programada por SPS y publicada y distribuida por Takara, llegando al mercado europeo en julio de 1993. Nos encontramos ante una correcta conversión del título original, por lo que se trata de un juego de lucha de monstruos, muy parecido a su secuela, aunque más orientado a la lucha libre que a un juego 1 vs. 1 estilo Street Fighter II.



En el juego controlamos al monstruo de nuestra elección, que se nos presentan dos menos que en el original, así que nos quedamos con un total de 4 personajes, mientras que en el arcade se contaba con seis, una cifra un tanto escasa. En todo caso, se trata de un juego de peleas entre monstruos en diferentes ciudades, pudiendo emplear elementos de los mismos como diferentes ciudades que podemos usar a modo de armas. El juego tiene un estilo semejante a la secuela, aunque mientras esta, aún manteniendo un poco de estilo a lo lucha libre tiene también elementos de juego de lucha estilo Street Fighter, esta primera parte es mucho más parecido a un juego de lucha libre. Esto significa que no bastará con vaciar la barra de vida del enemigo, sino que también hay que tumbarlos e inmovilizarlos. Como es natural, cada monstruo también cuenta con sus movimientos especiales personalizados, aunque más que de golpes en esta entrega se centra más en cogidas y cosas del estilo.



El apartado técnico está bastante bien. Gráficamente logra mantenerse bastante fiel al original, con unos monstruos bien diseñados, de buen tamaño y correctas animaciones, además de ciudades de buen diseño, con fondos bastante detallados, bien ambientados y con buen colorido. La música no está nada mal, está bien compuesta y suena aceptablemente, mientras que los efectos de sonido están bien ejecutados.



En cuanto a la jugabilidad, la mecánica del juego está bastante bien, siendo parecido como digo a un juego de lucha libre, aunque personalmente me gusta más su secuela al ser más parecido un juego de lucha normal, pero aún así es entretenido y tiene un buen control, siendo los monstruos fáciles de manejar y además responden muy bien al pad. Por lo demás, cuatro monstruos se hacen bastante escasos, aunque el nivel de dificultad está bien ajustado.



En resumen, un buen juego de lucha libre entre monstruos, aunque en mi opinión bastante inferior a su secuela. Recomendable.

1 comentario: