sábado, 19 de octubre de 2019

Mortal Kombat II (Game Boy)

El Mortal Kombat II de Game Boy fue programado por Probe Entertainment y publicado y distribuido por Acclaim en 1994, llegando al mercado europeo el 27 de octubre del mismo año. A diferencia del port de la primera parte para la misma portátil, aquí nos encontramos con una muy buena conversión que respeta por completo al original, pese a algunos recortes inevitables, siendo así un muy buen y violento juego de lucha.





De modo similar a las versiones de Master System y Game Gear, esta conversación cuenta con sólo ocho de los doce luchadores disponibles del original, faltando también Baraka, Johnny Cage, Kung Lao y Raiden. Pero también está ausente el personaje secreto Noob Saibot y el subjefe Kintaro, quien sì aparece en los 8 bits de Sega. De los escenarios sólo se mantienen tres, habiendo un único fatality de escenario, y el número de fatalities de cada personaje se reduce a uno, manteniendo los babalities, pero no los friendship, pero también hay que decir que los fatalities en su mayoría son más fieles que los de Master System y Game Gear. También la sangre está ausente de esta versión. Pese a estos recortes, el juego sigue la mecánica del original muy fielmente.




El apartado técnico está muy bien. Los personajes fueron rediseñados, pero están muy bien realizados, tienen buenas animaciones, un buen tamaño y movimientos fluidos, vamos, todo lo contrario al primer Mortal Kombat de Game Boy. Los tres escenarios son variados y detallados, pese a que el Goro's Lair esté simplificado. Contiene melodias aceptables que no llaman la atención y efectos de sonido decentes.




La jugabilidad es todo lo contrario a la conversión del primer Mortal Kombat, ya que la fluidez de los movimientos de los luchadores y el buen y sencillo control permite manejarlos y realizar los golpes especiales fácilmente, y además ya no hay ese lag en la respuesta a los botones de la portátil. Pese al recorte de luchadores, ocho personajes están bastante bien para un juego de lucha de Game Boy, con una dificultad elevada pero justa y no debida a un control deficiente.




En resumen, una muy buena conversión del original, algo superior en mi opinión a las versiones de 8 bits de Sega. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario