miércoles, 27 de mayo de 2020

Dragon Force (Sega Saturn)

Dragon Force es un juego programado por Sega y J-Force y publicado y distribuido por Sega para Sega Saturn en 1996, apareciendo un remake posterior para Playstation 2. La versión original de Saturn llegó a Estados Unidos en noviembre de 1996 de la mano de Working Designs, y la propia Sega se aprovechó de la traducción para publicarlo también en Europa bajo licencia de Working Designs, saliendo a la venta en este continente en septiembre de 1997. Nos encontramos ante un muy buen juego de rol táctico en tiempo real, de lo mejor del género en la consola.



Al principio del juego tendremos que escoger entre uno de los ocho regentes que intentan controlar el mundo de Legendra, cada uno de los cuales cuenta con una serie de generales. Cada uno de estos generales tiene a su disposición un ejército de 100 soldados, que viajan entre castillos, pueblos y otras regiones a través de rutas prefijadas, y cuando se encuentran con un ejército enemigo se entra en combate. Los combates son de estrategia, aunque en tiempo real. Antes de entrar en combate en sí, contamos con tres opciones, que son atacar, retirarse o hablar. Si optamos por retirarnos, perderemos la batalla, algunos soldados de ejército y volvemos al mapa del mundo. Si escogemos hablar, nos podremos a negociar con el ejército rival, pudiendo así si acepta nuestra negociaciones unirse a nuestro regente, pero si la negociación falla, la batalla empezará con el jugador desprovisto de ejército, así que por esta gran desventaja, el enemigo casi nunca acepta negociar. Al escoger atacar, cada bando escoge un general y su correspondiente tropa, además de una formación para determinar la posición de los soldados en el campo de batalla. Durante la acción, el jugador puede escoger en un menú la realización de ataques o ataques especiales, con la fortuna de que aunque es en tiempo real, al acceder al menú se pausa la acción. Cada semana del juego se celebran actividades administrativas a las que debemos acudir, donde podemos dar medallas a nuestros generales, persuadir a generales cautivos de unirse a nuestro ejército o buscar objetos.



El apartado técnico está muy bien. A nivel visual gráficos prerrenderizados, lo que le da una falsa ilusión tridimensional. Eso sí, el diseño de personajes está a la altura, con personajes reconocibles, de buen tamaño y buenas animaciones, teniendo además todos un aspecto muy simpáticos, junto a unos escenarios variados, detallados y con un conseguida ambientación, además de efectos para los diferentes ataques muy espectaculares. Cuenta el juego además con una fantástica banda sonora y unos efectos de sonido de muy buena calidad.



En cuanto a la jugabilidad, es un juego que tiene una mecánica a caballo entre un juego de rol táctico y un juego de estrategia en tiempo real, con una mezcla que queda la mar de bien, dando como resultado un título sumamente adictivo y divertido, con un control preciso, y unos menús de acción muy fáciles de usar. A esto añadimos una buena extensión y un nivel de dificultad bien medido, aunque complicado en batallas avanzadas.



En resumen, un genial juego de estrategia en tiempo real para Sega Saturn que es a su vez un título de culto. Obra maestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario