sábado, 9 de mayo de 2020

OutRunners (Mega Drive)

OutRunners es un juego programado por Sega AM1 y publicado y distribuido por Sega para recreativa en 1993, siendo portado con posterioridad a Mega Drive. Esta versión para la 16 bits de Sega, programada por Sega, vio la luz en Estados Unidos de la mano de Data East y en Japón de la mano de la propia Sega, saliendo a la venta en ambos casos en 1994. Se trata de una buena versión del original, por lo que nos encontramos ante un arcade de conducción basado en el clásico OutRun (y de hecho es la tercera entrega), pero con la opción de un modo de dos jugadores simultáneos.



A diferencia de la primera secuela de OutRun, Turbo OutRun, esta tercera entrega de la saga principal respeta más las características del primer juego, y de esta forma se recuperan las bifurcaciones de la carretera, una atmósfera más ligera que la seria de Turbo OutRun y la posibilidad de escoger entre diferentes melodías antes de empezar a jugar. La gran diferencia con respecto al primer OutRun es que esta tercera parte se centra más en el multijugador, pudiendo en el arcade original, si se tenían las suficientes cabinas, llegar a ocho jugadores simultáneos, pero esta versión para Mega Drive se queda únicamente en dos jugadores simultáneos a pantalla partida. Es también el único juego de la saga junto a OutRun 2 y variantes (por ejemplo, OutRun: Coast 2 Coast) que permite escoger entre varios vehículos diferentes, además de finales diferentes según la ruta seguida.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente luce todo bastante bien, con unos vehículos muy bien diseñados y de movimientos fluidos, además de unos circuitos detallados, variados y con la palea de la consola bien escogida, y además de que se respetan los diseños originales, la simulación del scalling están bien realizada y la sensación de velocidad es muy buena, pero desgraciadamente tiene todo un defecto y es que siempre, tanto si jugamos contra un amigo cono si jugamos solos, está a pantalla partida, por lo que nunca veremos uno de estos circuitos a pantalla completa. La música es muy buena y suena bastante bien, y también los efectos de sonido están bastante bien conseguidos.



En cuanto a la jugabilidad, a pesar del gran defecto de ser siempre el juego a pantalla partida se nos presenta una mecánica muy atractiva, así que además se ser un juego que ofrece grandes dosis de diversión cuenta con un muy buen control sobre unos coches que responden muy bien al pad, pero sí que es un juego, como el resto de la saga, que exige de precisión. Por otro lado, contamos con un buen puñado de circuitos y varios finales, además de un nivel de dificultad que tira a elevado, pero no es un juego imposible.



En resumen, una muy buena conversión que tiene como único defecto el hecho de que siempre es a partida completa. A pesar de eso es un juego muy divertido y adictivo. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario